¿Alimento IDEAL para gatos?

“Panza con buen alimento, mantiene al gato contento”.

Photo by Olesya Grichina on Unsplash

¿Sabias tú que la alimentación de todos los seres vivos debería ser una “dieta biológicamente apropiada por especie?

Eso también incluye a nuestras mascotas y quiere decir que, si una mascota es herbívora, deberá consumir vegetales para estar sano, y si es carnívora, deberá consumir carne fresca para estar saludable.

Los gatos, son carnívoros obligados. Y aún y cuando han sido domesticados y externamente tienen muchas características diferentes, su base genética sigue siendo básicamente igual que la de sus ancestros salvajes.

Photo by Fábio Bueno from Pexels

Los seres vivos vienen equipados digestivamente para tener los procesos necesarios para digerir los alimentos para los que fueron diseñados y obtener de ellos su nutrición ideal.

En el caso de los gatos, poseen una mandíbula con dientes afilados diseñados para desgarrar carne, no pueden hacer movimientos circulares o de molienda con sus quijadas (es decir de lado a lado, como los rumiantes) y su tracto digestivo es muy corto y resistente en comparación de los herbívoros. Esto les permite ingerir alimento y sacarlo rápidamente, por lo que pueden consumir comida con un nivel alto de microorganismos patógenos. Y al igual que los perros, no están diseñados para comer comidas “limpias” o estériles.

Aún y cuando diversos animales han sido domesticados, en los últimos 100 años los gatos no han presentado suficientes cambios para adaptarse metabólicamente a la comida que el ser humano ha confeccionado para ellos ( en especial, después de la 2da Guerra Mundial), la cual incluye harina de maíz, arroz, papa y otras fuentes vegetales altas en almidones.

El problema, es que los perros y gatos –a diferencia de otros animales- son muy resistentes y son capaces de comer dietas que no sean aptas para ellos y no morir inmediatamente, lo cual deriva en un gran abuso por parte de nosotros en esta área.

La degeneración en la salud de estos animales de compañía ocurre paulatinamente, y como morir inmediatamente por la alimentación es algo que normalmente no sucede, llegamos a creer que la comida procesada que les damos no les hace daño.

Photo by Snapwire from Pexels

En realidad, lo que terminamos provocando es un detrimento en la alimentación de nuestras mascotas debilitándolos nutricionalmente, por darles dietas fuera de la lógica de su naturaleza. Les provocamos enfermedades degenerativas y metabólicas, estrés fisiológico y procesos inflamatorios. La mayoría de los veterinarios no tienen consciencia de que esto sucede, es especial los más tradicionales.

La realidad es que la población actual de mascotas, provee un lugar perfecto para reciclar los sobrantes de nuestra industria alimenticia: granos y productos vegetales que no pasan alguna inspección, sobrantes y piezas no inspeccionadas de la industria del mar y pesca, grasa sobrante de restaurantes, animales muertos de granjas, animales enfermos o de experimentación, residuos de rastros, animales atropellados en carreteras.

Todos estos productos se muelen y se venden a los mayores fabricantes de alimento para mascota como “rendering” o “alimento hecho”. Esto lo mezclan con grandes cantidades de almidón (maíz, arroz, papa, chícharo, camote, etc.) y luego lo pasan por temperaturas inmensamente altas, que no sólo destruye y reduce las enzimas, aminoácidos, vitaminas y minerales en la comida, sino que además genera toda una serie de residuos tóxicos. Esto luego es embalado y vendido con muy altas ganancias como “comida para mascotas”, dentro de llamativos empaques que harían a cualquiera pensar que es lo más saludable para nuestros amados animales.

Photo by Bill Emrich on Pexels

Cada día, la gente está investigando y se está educando más al respecto, lo que ha hecho que los productores de este tipo de alimento para mascotas estén tratando de cambiar su mercadotecnia para volver a atraer la confianza de sus consumidores. Aun así, hay mucho por aprender y reeducar, empezando por los veterinarios: he aquí un ejemplo: ¿Cuándo en el pediatra, se ha escuchado que les digan a unos padres que “solo pueden darle a su hijo comida de bebé de tal marca y que, si le dan comida hecha en casa, el bebé se va a enfermar? Nunca. Sin embargo, dentro del mundo de los veterinarios esto se escucha con frecuencia. O que tal: “si cambias de marca de alimento para tu bebé le vas a echar a perder su tracto digestivo; sólo puedes usar esta marca para el resto de su vida. Sino, lo vas a enfermar”. Esto jamás se ha escuchado con un pediatra, pero con los veterinarios es muy seguido.

Aunado a esto, existe la creencia que el alimentar todos los días a tu mascota con una croqueta seca, sin nada de humedad, por el resto de sus días es algo que los va a mantener sanos; que la comida enlatada tiene demasiada humedad, o demasiada grasa; que la comida hecha en casa es mala, que las comidas crudas pueden ser peligrosas, etc.

La realidad es que los carbohidratos no son un componente obligado en la alimentación de los carnívoros. Los gatos no tienen la capacidad de distinguir sabores dulces en su paladar, tienen un muy bajo nivel de aprovechamiento de la glucosa en el intestino y no generan amilasa en su saliva, por lo que no pueden procesar el almidón presente en el alimento, el cual termina fermentándose y convirtiéndose en azúcar.

Cada vez con más frecuencia vemos gatos obesos, con enfermedades crónico- degenerativas y otra serie de problemas de salud que resultan en una importante reducción en su calidad de vida. Y la mayoría de estos problemas, los hemos creado nosotros por una falta de conocimiento, y por creer que estamos alimentando a nuestras mascotas con las mejores opciones, ¡a veces las más caras!

Photo by Amber Renae on Unsplash

Pensamos que para mantenerlos sanos, sólo debemos buscar alimento procesado que diga “natural”, “sin maíz, trigo o soya” o que tenga la palabra “raw”. Si leemos las etiquetas, encontraremos que contienen otro tipo de almidones y muchos aditivos.

Y peor aún, el comer comida seca todo el tiempo, mantiene a nuestros gatos en un estado perpetuo de deshidratación –aunque tomen agua-, que estresa y afecta terriblemente sus riñones. De ahí que la mayoría de los gatos de casa, terminen con enfermedades renales que, a la larga, cuestan – en el mejor de los casos -mucho dinero atender, y en el peor, lleva a las familias a decidir “dormir” a sus animales por evitarles un sufrimiento mayor, o por no estar en posibilidades de financiar tratamientos médicos para ayudarles a tener un mejor final.

Si al día de hoy, existe todo un movimiento para generar conciencia sobre nuestra alimentación, ofreciendo productos orgánicos, libres de pesticidas, de agricultores locales, comida real en lugar de procesada, etc., ¿por qué no tendríamos la misma conciencia para con nuestras mascotas?

Igual que con un niño: si tú lo alimentas todos los días con frituras y refresco, eventualmente ese niño va a presentar ciertos problemas de salud derivados de ese tipo de alimentación (situación que por cierto, cada día es más visible por nuestras elecciones y la manera en la que nos alimentamos; en México, estamos dentro de los primeros lugares de obesidad infantil en el mundo). Si tú le das una comida saludable al día a ese mismo niño, estará un poco mejor que los que son alimentados con frituras y refresco todo el día. Y si tú le das, cuantas comidas saludables puedas dentro de tus posibilidades al día, su salud también lo reflejará.

Momma Cat, es comida  fresca 100% cruda para gato, alta en proteína y humedad, con poca grasa y muy baja en carbohidratos; sin productos procesados, ni colorantes ni aditivos; hecha con todo el amor y cuidado que yo tengo para mis 4 gatas. 

Luego de estudiar y leer a veterinarios que actualmente son autoridad en este tema como la Dra. Karen Becker y la Dra. Barbara Royal, que han sacado libros y publicaciones al respecto y salen en el documental “Pet Fooled” (puedes ver el documental en esta liga:  https://youtu.be/U4OIBGm5hHg), pude sacar una receta completa y equilibrada que simulara la alimentación de los gatos siguiendo la lógica de su naturaleza.

Los ingredientes usados para Momma Cat, son diferentes tipos de carne como fuente de proteína y huevo orgánico, adicionados con vitaminas y suplementos que se añaden en frío para conservar sus propiedades. Todos sus ingredientes son de grado humano. Esto se revuelve y se congela en porciones de aproximadamente 30 gr. que son fáciles de descongelar y que pueden darse como una opción saludable a las latas de comida, o como un sustituto de algunas o todas sus comidas de croqueta. El alimento tiene un tiempo de vida de 18 -20 días en congelación, ya que no cuenta con ningún conservador.

Este alimento está diseñado únicamente para gatos (la comida cruda para perros lleva otra composición), que estén sanos, que no presentan CKD (enfermedad crónica renal) y puede ser tanto para bebés destetados como para adultos. Solo varía la cantidad dependiendo de su peso, edad y actividad física.

Tablas para calcular el alimento para tu gato (adulto o cachorro)

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82

Las recomendaciones de uso general de Momma Cat, son como de cualquier otra carne cruda para consumo de tu familia:

  • Descongelar la o las porciones que se van a usar pasándolas al refrigerador en un contenedor tapado para evitar que se queme, un día antes de su uso; NO descongelar afuera a temperatura ambiente y NO calentarlos en el microondas, pues perderían parte de sus propiedades.
  • Poner la comida cruda en un plato limpio (no sobre las croquetas) y lavarlo luego de que haya terminado.
  • Lavarse las manos antes y después de manejar o tocar la comida cruda, así como limpiar las superficies que hayan sido expuestas o tocadas por el alimento.

¿Cómo empezar? ¿Qué puedo esperar?

Lo idea es “presentar” esta nueva comida como “una recompensa”, en un plato separado de sus croquetas. Que empiece por comerlo de forma separada para que no haya confusión digestiva en nuestras mascotas, ya que el estómago reconoce la comida cruda como carne, para lo cual genera gran cantidad de ácido, y las croquetas las reconoce como almidón y si lo ponemos junto, puede causar diarrea o que haya inflamación y gases.

Podemos agregar poco a poco estas tomas cada dos o tres días para que haya un cambio paulatino y podamos estar al pendiente de las reacciones de nuestros gatos, en especial revisar la caja de arena para supervisar las heces. Un cambio en la consistencia es normal al principio. Si es un gato que lleva muchos años de su vida comiendo únicamente croquetas, este proceso puede extenderse por semanas o incluso meses y es perfectamente normal.

Photo by Brad Lloyd on Unsplash

Hay algunas personas que llevan tanto tiempo comiendo comida chatarra, que cuando comen comida saludable, frutas o verduras, su estómago se inflama y les cae muy mal porque su proceso digestivo con el paso del tiempo se ha vuelto tan pobre, que reaccionan mal a la comida nutritiva y necesitan algún tipo de ayuda de probióticos o enzimas para volver a reactivar su digestión. Con los animales puede pasar lo mismo. El problema es que muchas personas toman esto como una excusa para no comer de manera saludable, o no hacer un esfuerzo por alimentar a sus mascotas de manera sana. En estos casos, se debe de seguir un protocolo médico para ayudar con la inflamación y poder regenerar los procesos digestivos en nuestras mascotas. Es más esfuerzo, pero la recompensa vale la pena.

Principales cambios que puedes ver en tus gatos:

  • – En la cantidad de agua que tomen: los animales que están en una dieta cruda no toman tanta agua como los que comen croquetas; sin embargo, están mucho más hidratados por el nivel de humedad contenido naturalmente en la carne, y puedes encontrar incluso más terrones o de mayor tamaño cuando limpies la caja.
  • – Las heces pueden cambiar de color y son menos olorosas: Al ingerir una dieta cruda baja en carbohidratos, no hay fermentación de azúcar en el tracto digestivo, por lo que el olor en las heces y en los gases se reduce, así como en el aliento. El color de las heces puede volverse más claro o blanquizco, se seca fácilmente e incluso puede desbaratarse o romperse si se deja secar.
  • – Luego de algunos meses de estar en dieta cruda, los animales pasan por un proceso de desintoxicación y esto puede verse reflejado en sus heces y su pelo:  entre las cosas que puedes esperar es que arrojen cantidades de moco en sus heces o que se les caiga mucho el pelo, pues lo tiran para que luego les surja pelo nuevo mucho más brillante. También pueden generar mucha cerilla en sus orejas que es importante limpiar y retirar. Todo esto es normal y son efectos que simplemente pasan y no hay nada que hacer, excepto celebrarlos como indicativos de un estado más saludable de nuestras mascotas.

Si quieres conocer más sobre este tipo de nutrición, alimento específico por especie y dietas crudas, puedes leer más al respecto en los siguientes enlaces:

https://healthypets.mercola.com/sites/healthypets/archive/2013/04/01/raw-food-diet-part-1.aspx Dietas Crudas con Dra. Karen Becker 

https://feline-nutrition.org Organización centrada en salud felina y su alimentación

https://feline-nutrition.org/nutrition/the-benefits-of-a-raw-diet-for-your-cat

https://youtu.be/IfrBCBtg_Jc  Comida y suplementos para mascotas saludables con Dra. Barbara Royal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .