Hay un adicto viviendo en tu casa

¿Alguna vez te ha pasado que le ofreces a tu gato alguna otra marca, o sabor de alimento, diferente del usual; incluso comida de mejor calidad y más nutritiva, y lo que obtienes es que lo huele para después voltear su nariz y alejarse caminando sin haberlo siquiera probado?

Los gatos tienen personalidades y papilas gustativas adictivas.

Los gatos tienen personalidades que fácilmente generan adicciones. Y en especial en lo referente a su comida. Tienden a tener, tanto personalidades adictivas, como papilas gustativas adictivas y siempre tendrán preferencia sobre alimentos salados y altos en grasa. Así es como están diseñados.

Esto es totalmente diferente de los perros, que prácticamente pueden comer cualquier cosa en cualquier momento. La adicción de los gatos puede incluso ser hacia la forma de su alimento, hacia algún aditivo u olor especifico. Las personas que desarrollan alimento para gatos lo saben, y por ello añaden intencionalmente a sus alimentos sal, grasa y hasta azúcar para generar adicción en ellos. Son mucho más parecidos a los humanos en este aspecto.

Los departamentos que desarrollan alimento en las grandes compañías de mascotas pasan mucho tiempo estudiando las preferencias de olor, color, forma y aditivos para poder crear alimento seco que promueva la adicción en los gatos. Ellos saben que, si logran que un gato se vuelva adicto a cierta croqueta, va a ser difícil que acepte cualquier otro alimento y eso querrá decir que tienen prácticamente un “cliente vitalicio”. (Al final, adjunto una liga donde puedes leer más al respecto).

Estos hechos hacen, que cuando queremos interesar a nuestros queridos felinos en algún nuevo producto, muchas veces se vuelva una tarea realmente difícil, aún y cuando se trate de una comida de mucho mejor calidad.

Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

Una vez que has tomado la decisión de mejorar la calidad de vida de tu mascota por medio de su alimentación, es importante que esta re-dirección se haga lentamente. El metabolismo de los gatos es muy único:  si no les ayudamos a hacer la transición de manera paulatina, y los “obligamos” a que consuman una nueva comida inmediatamente, retirándoles lo anterior y sólo dejándoles el nuevo alimento, los gatos pueden dejar de comer del todo y generar una condición que se llama hígado graso felino o lipidosis hepática y dañar su hígado.

“Si obligas a tu gato a cambiar de comida, retirándole la anterior del todo, podrías enfermarlo gravemente”.

Dr. Karen Becker

Los gatos no son el tipo de animales a los que se les puede “forzar” a una nueva dieta; es más bien cuestión de trabajar CON ellos para que puedan tomar un nuevo alimento. Y esto incluye que a veces tengamos que “engañarlos” para que lo acepten. Es como con los niños: Yo recuerdo que para que mi hijo de 2 años se comiera la proteína, metíamos los cuadritos de pollo dentro de los tubitos de la pasta –para que por supuesto no los viera-, además de molerle todo tipo de verduras con el jitomate de la salsa. ¡Y feliz se lo comía! Y tod@s los que han tenido la oportunidad de ser padres, trabajar con niños, cuidar sobrinos, nietos, etc., entenderán de lo que hablo.

Photo by Estée Janssens on Unsplash

Con los gatos, debe de hacerse de manera muy lenta, y las transiciones pueden llegar a tomar hasta 6 meses o incluso un año. Depende de cada gato.

Algo importante que hay que tomar en cuenta es que los gatos no van a cambiar a una dieta sana y cruda fácilmente, en especial si llevan tiempo consumiendo croquetas o alimento de baja calidad y/o alto en carbohidratos. Estos alimentos, -aunque muchas veces sean los más caros-, por lo general vienen adicionados con sal, grasa e incluso azúcar y es muy probable que ya les haya generado cierto nivel de adicción. Hay que trabajar con ellos de manera lenta para poder ayudarlos a aceptar el cambio y que poco a poco integren comida de mejor calidad en sus dietas diarias.

Photo by Ingo Joseph from Pexels

Claro que siempre puedes tener la suerte que yo tuve y que tus gatos acepten a la primera y de buena gana el nuevo alimento; mis 4 felinas en un día pudieron hacer la transición de croquetas a una dieta cruda, sin problemas, ni dejar de comer ninguna de sus raciones (begginers luck!)

Pero no todos los gatos son iguales, y mientras hacía y probaba diferentes recetas de alimento crudo tanto en mis “adoptivas” como en otros gatos, pude constatar esto una vez más: cada uno tiene su personalidad, sus preferencias, sus tiempos. Y son TAAAAN diferentes unos de otros, como personas hay en el mundo.

Photo by Oleg Magni from Pexels

Los gatos naturalmente comen ratones o pájaros, los cuales son altos en humedad y en proteínas. Este tipo de alimento es adecuado para su especie (son carnívoros obligados) y no les genera estrés metabólico. La comida seca como las croquetas por otro lado, genera estrés metabólico porque no tiene proteína de calidad y está complementada con otros ingredientes no apropiados para su especie, como verduras altas en almidones, azúcar, sal, y muchas veces otros granos como maíz, arroz o trigo. Este estrés metabólico termina traduciéndose a la larga en enfermedades. Esta comida puede o no ser barata y suele tener mucho tiempo de vida, pero definitivamente no es lo óptimo para nuestros gatos.

Los expertos recomiendan cambiar de comida seca a comida enlatada, y de enlatada a cruda, si a tu gato le está costando trabajo hacer la transición. Así, el cambio no es tan drástico.

El cambio de comida seca a comida cruda nutritiva no siempre es exitoso porque puede suceder que a los gatos les gusta la consistencia crujiente, salda y grasosa de las croquetas y eso es muy diferente de la consistencia de una dieta cruda. Por ello los expertos recomiendan cambiar comida seca por comida enlatada y de enlatada a cruda para que el cambio no sea tan drástico. La comida enlatada suele ser baja en carbohidratos y tiene un alto nivel de humedad, lo cual ya de por sí, les ayuda a no estar en un estado crónico de deshidratación –como con las croquetas-, el cual les genera dolorosas y fatales fallas renales.

Si la comida seca que compras, además tiene un alto contenido de granos o verduras “harinosas” (papa, yuca, camote, chícharo, soya, etc.) es probable es que tu gato tenga una adicción a los carbohidratos; aun y cuando su especie no se alimente naturalmente de ellos, si los come, puede desarrollar una adicción. Por lo que posiblemente no acepte la comida enlatada en un inicio.

Una de las veterinarias holísticas que más me gusta escuchar y leer es la Dra. Karen Becker. Confío en lo que dice y sus planteamientos me parecen sumamente lógicos y alineados a lo que entiendo sobre salud y alimentación. Ella hace las siguientes recomendaciones para ayudar a tu gato en este primer paso para cambiar de una comida seca a una enlatada y sugiere dos métodos para la variedad a cruda:

Preparando el terreno para el cambio

Antes de iniciar es importante saber que nunca vamos a lograr esa transición si seguimos educándolos con un “buffet de todo lo que puedas comer”. Es decir: si le ofrecemos comida enlatada nueva, pero le dejamos un plato con croquetas todo el día, seguirá prefiriendo el alimento al cual ya tiene una adicción. Por lo tanto, la única manera en que tu gato va a probar nueva comida, es si generas lapsos de hambre en ellos y eso quiere decir que ese “buffet” debe de desaparecer:

  1. Revisa con tu veterinario, la cantidad de alimento seco que tu gato debe de ingerir por todo un día.
  2. Esa cantidad, divídela en 3 partes. Sírvele una porción en la mañana, una en la tarde y una en la noche. Una vez que se haya terminado su porción NO DEBERÁS RELLENAR EL PLATO. Le darás su comida tal cual como tú comes: desayuno, comida y cena.
  3. Esta división de comidas puedes hacerlo por dos o tres semanas para que tu gato se acostumbre a comer comida en porciones y no todo lo que quiera cuando quiera.
Photo by NastyaSensei from Pexels

Es entendible que el gato te tratará de dar a entender que estás siendo negligente con él, e incluso puede “hacerte saber” que le falta su buffet; pero no debes perder de vista que esto es un acto de amor y cuidado para él y que es por su bienestar, aunque en un principio no se sienta así.

Es como cuando tú te cuidas de comer ciertas cosas que no te caen bien, o cuando tienes alguna meta alimenticia, o tus hijos la tienen. El mío se enroncha con el colorante y se hincha y llora y le duele. Así que cuando se le olvida este detalle y me pide paletas o dulces o cosas que tienen colorante, con todo el amor y paciencia del que soy capaz, le recuerdo y le digo que no. Y aunque se enoje conmigo, a mí no se me olvida lo mal que lo pasamos los dos y que en realidad una reacción alérgica, sí puede ser un peligro para su salud.

Esto es el mismo proceso y el mismo acto de amor, aunque en un principio ellos no lo sientan así, ni tú tampoco. Mantén esto en mente para que puedas llevar a cabo todo el plan y piensa que al final, la recompensa será que ayudes a tu gato a tener una vida más larga, más sana y con menos visitas al veterinario.

Habiéndose acostumbrado, el siguiente paso es cambiar una ración de comida seca por una de lata por medio de alguno de los siguientes dos métodos:

  • A) Dos porciones de comida seca (mañana y noche) y la de la tarde, enlatada (cantidad previamente verificada con tu veterinario para mantener la cantidad de alimento que tu gato necesita). Esto permite crear una ventana para que esté más dispuesto a probar alimento diferente, pero sin el riesgo de lastimar su hígado, gracias a las calorías de la mañana y la noche. Una vez que haya aceptado esta porción de alimento enlatado, puedes seguir varias semanas para luego cambiar a dos porciones de alimento de lata y uno seco. Y volver a repetir el proceso hasta que logres que sean 3 porciones de alimento enlatado. Recuerda que esta transformación, dependiendo de tu gato, puede tomar desde 1 día, hasta varias semanas antes de cambiar de una etapa a otra. Una vez que logres esta consistencia de tres alimentos de lata, podrás empezar con la comida cruda y nutritiva siguiendo los mismos pasos, hasta que finalmente logres que coman únicamente alimento nutritivo.
  • B) La segunda opción es poner 2 terceras partes de total del alimento seco que le toca por día, y darle una porción en la mañana y otra en la tarde (como en el método 1) pero dejarle comida enlatada todo el día en un plato. Eventualmente regresará a su estación de comida buscando más croquetas y por hambre, empezará a mordisquear la comida enlatada. Cuando veas que come más y más de esa comida enlatada, podrás cambiar a dos porciones de comida enlatada por una de alimento seco, y así nuevamente, hasta que veas cierta consistencia y eventualmente migrar a tres tomas de comida enlatada. Una vez completado esta parte, cambiar una porción de lata por comida cruda nutritiva. Seguir el proceso hasta que sean 2 de tres porciones hasta lograr que sean 3.
Photo by Austin Kehmeier on Unsplash

Otro punto importante a destacar es que entre las comidas enlatadas hay mucha variedad en cuanto a la calidad. La mayoría de las comidas enlatadas, sobre todo las que venden en el súper, son alimentos hechos con proteínas de muy baja calidad, con muchos aditivos, sal, grasa y potenciadores de sabor, que son muy adictivos. Así que si tu gato no está aceptando la comida de lata, posiblemente debas empezar por comida enlatada de baja calidad, para luego cambiarla por una de mejor calidad hecha de proteína que no esté “re-hecha” (que son las sobras de los rastros), para eventualmente poder ayudarlo a cambiar a comida cruda.

Otra opción es que una vez que tu gato esté comiendo comida enlatada, puedes empezar a mezclar la comida cruda con la enlatada:  90% de lata y 10% de cruda. Una vez que esté comiendo esa comida de manera consistente, irle incrementando la cantidad de cruda en la de lata poco a poco y por varias semanas, hasta que llegues a un 100% comida cruda. Si por alguna razón incrementas la ración de cruda y tu gato no se la come, será necesario que regreses al porcentaje anterior pues quiere decir que tu gato aún no está listo para hacer esa modificación. Puede ser que le tome brincar de un porcentaje a otro, varias semanas, incluso meses.

Photo by sydney Rae on Unsplash

La clave para este importante cambio es PACIENCIA y constancia de tu parte. Recuerda: es el mismo proceso de dejar algo a lo que son adictos.

Muchos dueños se desesperan porque entienden el beneficio de este tipo nutritivo y crudo de alimento, pero sus gatos simplemente no lo comen en los tiempos que ellos esperan. Así que este proceso, por tedioso que parezca, es un buen método para ayudar a tu gato a moverse de un tipo de comida a otra y buscando los mejores beneficios para su alimentación y salud.

Los gatos rescatados de la calle que normalmente cazan, o los gatitos que llevan muy poco tiempo en comida seca o que nunca han sido expuestos a las croquetas, tienden a aceptar comida cruda con mucha mayor facilidad que los gatos que llevan más tiempo en croquetas, porque no han tenido la oportunidad de desarrollar adicciones por los conservadores o los carbohidratos que estos alimentos contienen.

Así que, si tienes gatitos bebes, que ya han sido destetados, la Dra. Becker recomienda que los inicies cuanto antes en comida cruda de calidad.

Para más información y “tips” de cómo ayudar a tu peludo a hacer esta transición hacia una vida más saludable, puedes visitar estas páginas: https://www.elmundodelgato.com/noticia/1110/alimentacion-puromenu-/como-cambiar-a-nuestro-gato-a-una-dieta-barf.html

http://www.puromenu.es/blogs/dieta-barf-puroblog/18695127-la-mejor-manera-de-cambiar-a-tu-gato-a-una-dieta-natural-cruda-barf

http://www.puromenu.es/blogs/dieta-barf-puroblog/18695127-la-mejor-manera-de-cambiar-a-tu-gato-a-una-dieta-natural-cruda-barf

NOTA: En esta liga puedes accesar a una página en inglés de la industria de alimento para mascota, donde hablan precisamente de los potenciadores de sabor, y de la pruebas que realizan con alimento en gatos, las formas de la croqueta, los aditivos y lo que venden dentro de la industria para asegurarse que el gato coma ese alimento. https://www.petfoodindustry.com/articles/2466-the-science-and-safety-of-petfood-palatability-enhancers

Únete a 10 seguidores más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .